¡ENHORABUENA DON QUIJOTE & PIKACHU!

Don Quijote de la Mancha, de Ciudad Real (España) y Pikachu, de Tokio (Japón) han aprobado recientemente su carné de conducir vehículos a motor. ¡Muchas felicidades a ambos! Por lo que me han contado, no ha sido para nada un camino de rosas. Han tenido que estudiar y prepararse duramente, además del alto desembolso económico, pero finalmente podemos “celebrar” que quizás tengamos dos nuevos peligros conduciendo por las carreteras españolas y japonesas.

Tras haber tenido una pequeña entrevista con los dos nuevos conductores, En el artículo de hoy me gustaría compartir con todos vosotros las características, el proceso y coste económico de los permisos de conducción en dos países muy diferentes, como son España y Japón. ¿Quién pagó más por el permiso de conducir, Don Quijote o Pikachu?

Carné de conducir del Sr. Don Quijote, obtenido en el Centro de exámenes de la Dirección General de Tráfico de Madrid. Pero vamos, ¡que no se bajaba de su caballo Rocinante ni para la foto! ¿Para que querrá el permiso de conducción este hombre?

Y está será la divertida licencia de conducir que Pikachu mostrará a las autoridades cuando salga de fiesta con sus amigos Pokémon. Por cierto, ¡yo no recordaba a Pikachu tan cabezón!

EDAD CARNÉ DE CONDUCIR

Tanto en España como en el país del sol naciente, la edad mínima para conducir sería de 18 años cumplidos en el momento de examinarte.

CONDUCIR POR LA IZQUIERDA/DERECHA

Mientras que en España el volante se encuentra a la izquierda y se conduce por la derecha, en Japón el volante se encuentra a la derecha y se circula por la izquierda.

CARACTERÍSTICAS PERMISOS DE CONDUCCIÓN

Veamos ahora cuáles son las principales características de los carnés de conducir en España y Japón a agosto de 2019 – pues como sabes este tipo de normativas son bastante “cambiantes”:

Tratándose de dos países tan diferentes, es obvio pensar que habrá significantes diferencias entre la forma de conseguir sus respectivos permisos de conducción, así que hablemos de cuál sería la primera decisión que el futuro conductor nipón deberá tomar:

Esto es, bien prepararse para obtener el permiso que les autorice a conducir vehículos con transmisión automática exclusivamente o bien examinarse con un vehículo de transmisión manual y estar legalmente autorizado para conducir ambos tipos. ¿Qué quiere decir esto? Dicho de otra forma, si el conductor elige la transmisión automática, su permiso se verá limitado a conducir única y exclusivamente vehículos automáticos, mientras que si obtiene el segundo permiso no habrá limitaciones y el conductor o conductora se verá capacitado legalmente a conducir ambos tipos de vehículos. Desconozco – y no pude encontrar – el porcentaje de ambas licencias en Japón, pero como dato te diré que la mayor parte de los vehículos que ves por el país son automáticos, así que… ¿quizás hayan decidido ir por la opción “más fácil”? Te diré que en el caso de nuestro amigo Pikachu, un tío duro y electrificante, decidió examinarse con un vehículo de transmisión manual.

¿Y si el conductor del permiso de conducción automática en Japón decidiera conducir un vehículo de transmisión manual? Obviamente sería algo ilegal y tendría que pagar una buena multa. Pero si quiere ir por la vía legal, podría prepararse para convalidar su licencia automática y así obtener una licencia que le autorizara a conducir ambos tipos. Para ello tendría que hacer una solicitud de cancelación de su actual autorización de conducir y realizar el examen para obtener la convalidación, además de las clases pertinentes que necesitara para ponerse al día. Sin contar el número de clases, el precio de las tasas de convalidación y derecho a examen rondarían los 23.-€.

En segundo lugar, en ambos países se debe pasar tanto un examen teórico como un examen práctico. De acuerdo con el examen teórico, el examen en España consta de 30 preguntas, admitiendo un máximo de 3 fallos (10%), mientras que en Japón la estructura del examen sería de 100 preguntas, debiendo responder correctamente al menos 90 (10% de fallos también). A priori y sin conocer más detalles de la dificultad de las preguntas, creo que estaréis pensando lo mismo que yo y es que pudiera haber más probabilidades de suspender el examen. Para el conductor nipón, el examen teórico será el mismo, independientemente de si haya elegido obtener el permiso para conducir vehículos manuales o automáticos.

El examen práctico sería en ambos casos la prueba final para obtener el permiso de conducir. En el caso de España, el conductor será examinado por los examinadores de la DGT, que son funcionarios públicos que han obtenido sus plazas tras aprobar unas oposiciones convocadas por las administraciones públicas. En Japón, el aprobado o suspenso dependerá también de un funcionario público, no siendo un examinador específico como en el caso español, sino que se tratará de un policía.

Os he contado el proceso que siguen la mayoría de las personas en ambos países, es decir, obtener el permiso a través de una autoescuela autorizada. Sin embargo, debes saber que ambos países te permiten presentarte al examen de conducir por libre. En Japón, como alternativa a las autoescuelas, se permite incluso obtener una autorización como aprendiz y así practicar acompañado de una persona que tenga una experiencia de al menos 3 años como conductor.

DESEMBOLSO ECONÓMICO DON QUIJOTE VS. PIKACHU

  Esta sea quizás la parte más interesante del artículo de hoy, y es que conoceremos quién pagó más por su licencia, si bien Don Quijote habiendo obtenido su autorización de conducir en Madrid, o bien Pikachu con su carné japonés.

 Para esta comparativa, debemos asumir los siguientes hechos:

  • Don Quijote y Pikachu fueron buenos chicos y aprobaron sus respectivos carnés de conducir a la primera, tanto el examen teórico como en el práctico.
  • Pikachu decidió prepararse para la licencia de conducción de vehículos manuales.
  • En ambos casos han recibido las mismas horas de clases de conducción teóricas y prácticas.
  • Dado que los precios en España están en EUR y los precios en Japón en JPY, mostraremos todos los cálculos en moneda europea, utilizando para ello el tipo de cambio actual, aproximadamente 1 € = ¥125 

Para la comparativa del coste, he investigado los precios de algunas autoescuelas tanto de Madrid como de Tokio. No diré nombres, pues no estamos aquí para publicitar ningún negocio.

Después de una búsqueda completa de todos los gastos directos tanto en España como en Japón, se puede ver que obtener una licencia de conducir en el país del sol naciente resulta 840€ más caro.  

Lo más llamativo es la gran importancia que los japoneses otorgan a las clases teóricas, siendo el coste del paquete de 10 clases 310€. Además, el futuro conductor nipón deberá pagar 30,90€ por cada clase teórica adicional. En el caso de España, resulta muy frecuente que las autoescuelas ofrezcan clases ilimitadas en sus matrículas.

Respecto del pago inicial de la matrícula, Japón solamente incluye los libros, mientras que en España se suelen incluir clases prácticas. En este caso, se incluyen 23 clases prácticas de 45 minutos cada una.

Para la realización del presente análisis, se asumió el mismo número de horas de preparación tanto para Don Quijote como para Pikachu, así que se require de un ajuste para considerar las mismas condiciones. Con respecto a las clases y para estar en igualdad de condiciones, las 25 clases de 1h de Japón equivaldrían a 33 clases de 45 minutos de España. Si la matrícula de la autoescuela española ya incluye 23, clases, deberíamos comprar 10 clases extra (coste 29,90€/clase). De ahí, que el coste total de las clases sea 299,90 € (10 x 29,90€). Por otro lado, la clase de conducir extra en Japón costaría alrededor de 47€ la hora.

Tal y como se ha mencionado, Pikachu obtuvo su licencia para conducir ambos tipos de transmisiones, siendo 235€ la única diferencia con el permiso de transmisiones automáticas. Es decir, solamente se requieren 5 clases prácticas obligatorias menos.

CONCLUSIONES

Gracias a la entrevista de Don Quijote y Pikachu, además de una investigación profunda del mercado de autoescuelas españoles y japoneses, queda demostrado cómo, de media, un conductor japonés pagaría un 81% más en su licencia de conducir.

Bajo mi punto de vista, parece bastante lógico pensar que obtener la licencia de conducir en Japón sea más cara que en España, dado que tanto su nivel de vida como sus salarios son, de media, más altos. Un factor adicional es el ranking de las ciudades más caras del mundo, donde Tokio lideraría el Top 5 mientras que Madrid se encontraría en un más alejado puesto 34.

Como conclusión diré que quizás obtener la licencia de conducir en España no sea tan caro como pensábamos, si lo comparamos con otros países. Además, en relación con el desembolso económico para obtener el permiso en España, alrededor del 20% del total serían tasas, factor que personalmente creo que es caro, pero como sabes… ¡Hay que pagar también los servicios de gestión de expedientes por las administraciones públicas, así como los sueldos de nuestros queridos amigos los examinadores!

           

           

Juan Carlos Hoyos Saez Administrator
Passionate about Cars, Driving and Business. My objective is to inspire more and more car lovers. Racing, Kickboxing, traveling, and healthy life. Sub-project leader as a Material Cost/Project Controller, Daimler Trucks Asia (Tokyo, Japan).
follow me

72total visits,1visits today


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

error

Did you enjoy this post at Auto Charlie? Please spread the word :)

LinkedIn
Instagram
Facebook
Facebook
EMAIL